El precio del petróleo se dispara más de un 3%

Pixabay

La tensión geopolítica entre Irán e Israel no cesa. Esta circunstancia implica una mayor contracción para los mercados, que no solo tiene en vilo a Oriente Medio, sino a todo el mundo. Dicha inestabilidad ha afectado plenamente al petróleo, con el Brent como referencia en Europa y el West Texas como referente en EEUU. Pese a su gran incremento del 3% de manera puntual, después se situó en torno al 1%.

El barril de crudo de Brent subía un 4,2% hasta tocar los 90,78 dólares antes de la apertura de los mercados. Después ha logrado moderarse en un incremento del 1,4%, marcando una cotización de 88 dólares por barril.

Por su parte, el coste del petróleo West Texas (WTI) tuvo un repunte inicial del 4% hasta los 86,28 dólares, aunque a posteriori se ha consolidado en el 1,5% (83,97 dólares).

El impacto económico

Después del bombardeo de Irán a Israel de más de 300 drones y misiles, tras el ataque perpetrado por Israel el pasado 1 de abril contra el consulado de Damasco, las bolsas de todo el mundo se han visto tensionadas.

Solo en lo que va de año, el Brent se ha revalorizado más de un 14%, mientras que el WTI acumula una subida de alrededor del 17%. El activo del petróleo.

Las bolsas asiáticas han cotizado con bajadas de hasta el 3%, mientras en Europa, las bolsas se mueven con pérdidas del 1% en una jornada en la que el Ibex 35 vuelve a los 10.600 puntos. Similares caídas anticipa Wall Street, aunque activos como el oro y el yen han logrado superar sus máximos históricos. De hecho, la divisa japonesa avanza un 0,5%.

Los bonos estadounidenses, que se espera que alcanzarán una referencia del 5% en dos años, también triunfan, algo que no se veía desde mediados de noviembre de 2023. Todo ello, en un contexto en el que se espera que la Reserva Federal (Fed) no bajará los tipos de interés este año.

El incremento del precio de la gasolina

El Boletín Petrolero de la Unión Europea publicado el 18 de abril marcaba la decimotercera subida consecutiva en el coste de gasolina (1,676 euros por litro) y la cuarta en el diésel (en 1,560 euros por litro). Esto implica una escalada del 0,96% y del 0,58%, respectivamente, en una semana.

Dicho esto, llenar un depósito medio de 55 litros saldrá a 92,18 euros, 1,9 euros más que en las mismas fechas del año pasado. Por su parte, el coste en los vehículos de diesel es menor, pues sale a 85,8 euros, 1,98 euros más que en la misma semana de 2023.

La opinión de los analistas

Se está configurando un escenario complicado para todo el mundo, especialmente para Europa. Sergio Ávila, analista de IG España, indica que «los inversores deben navegar por un escenario complicado, donde las decisiones deben equilibrar el análisis de riesgo geopolítico y económico».

Hay que tener en cuenta que por el estrecho de Ormuz pasa entre el 15 y el 20% del petróleo que se consume en el mundo y si Irán entrase en conflicto podría significar que los petroleros tengan problemas para pasar. Si el conflicto sigue escalando, podría derivarse en un problema de escasez de materia priman, en un mercado especialmente sensible.

En este sentido, Louise Dudley, Gestora de Cartera de Renta Variable Global de Federated Hermes Limited, cree que la geopolítica ha dado mucho que pensar en las últimas semanas, pero señala: «los inversores están obligando a meter en una caja al gran elefante aterrador de la habitación, de momento, mientras la temporada de resultados arranca con cautela y las lecturas de inflación siguen acechando al mercado».

© Reproducción reservada