Amazon registra beneficios en Europa por primera vez en siete años

iStock

Amazon, el gigante del comercio electrónico estadounidense, ha logrado enterrar las pérdidas en Europa por primera vez en los últimos siete años. La compañía cerró el último ejercicio con un beneficio de 281 millones de euros, un cambio notable en comparación con las pérdidas de 3.385 millones de euros del año anterior, según las cuentas presentadas por el holding Amazon EU Sarl en el Registro Mercantil de Luxemburgo, donde tiene su sede.

Crecimiento en ingresos y beneficios

Amazon EU Sarl, que agrupa los negocios de la plataforma en España, Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Países Bajos, Polonia, Suecia y Reino Unido, sumó unos ingresos de 53.339 millones de euros en Europa, lo que representa un crecimiento del 5% respecto al año anterior. Entre 2017 y 2022, Amazon EU acumuló pérdidas por un total de 7.571 millones de euros, justificadas por la empresa debido a las fuertes inversiones realizadas para desarrollar su negocio. Desde 2010, Amazon ha desembolsado más de 142.000 millones de euros en Europa.

Inversiones en España

Parte de estas inversiones incluyen la reciente expansión de Amazon Web Services (AWS), la división de computación en la nube del grupo, en España. AWS anunció una inversión de 15.700 millones de euros para ampliar sus tres centros de datos en Aragón: uno en Huesca y dos en Zaragoza (Villanueva de Gállego y El Burgo de Ebro). Este proyecto, que se desarrollará a lo largo de la próxima década, se espera que genere 17.500 puestos de trabajo en toda España, incluyendo 6.800 en Aragón.

Créditos fiscales y controversias fiscales

A pesar de las pérdidas acumuladas, Amazon EU ha obtenido créditos fiscales en Luxemburgo por un importe de 3.286 millones de euros desde 2018. Al cierre del último ejercicio, estos créditos ascendían a 736,6 millones de euros. En contraste, en España, la Agencia Tributaria busca limitar el uso de los créditos fiscales y ha incrementado la vigilancia sobre los grandes grupos que compran sociedades con pérdidas para reducir su carga fiscal. Las empresas con bases imponibles negativas pueden compensarlas con rentas positivas en los siguientes 18 años, activando así los créditos fiscales.

Disputas con la Comisión Europea

La tributación de Amazon en Luxemburgo ha sido objeto de una intensa batalla con Bruselas. En octubre de 2014, la Comisión Europea inició una investigación para evaluar las decisiones fiscales de Luxemburgo en relación con el impuesto de sociedades. Tres años después, en 2017, la Comisión concluyó que Luxemburgo no había cumplido las normas de la Unión Europea sobre ayudas estatales y exigió que Amazon devolviera 250 millones de euros.

Sin embargo, el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE), con sede en Luxemburgo, anuló la decisión de la Comisión en 2021. A pesar de que Bruselas recurrió, el TGUE cerró el caso en diciembre al dictaminar que la Comisión no había demostrado que el tratamiento tributario que Luxemburgo otorgó a Amazon fuera una ayuda pública incompatible con el mercado interior. Un portavoz de Amazon celebró la sentencia del Tribunal, afirmando que «confirma que Amazon siguió todas las reglas aplicables y no recibió un tratamiento especial».

La vuelta a los beneficios de Amazon en Europa marca un hito significativo para la compañía, destacando el impacto de sus inversiones y el crecimiento de sus ingresos en la región. Sin embargo, las controversias fiscales y la vigilancia regulatoria seguirán siendo desafíos importantes para la empresa en su expansión y operaciones internacionales.

© Reproducción reservada