Antolin extiende su deuda hasta 2029 y avanza en su plan de desinversiones

La empresa española Antolin ha alcanzado un acuerdo con sus bancos acreedores para extender el plazo de vencimiento de su deuda, que supera los 500 millones de euros. Este monto incluye un préstamo sindicado y una línea de crédito ‘revolving’, cuyo vencimiento se ha postergado hasta junio de 2029. Según la compañía, este acuerdo proporciona mayor flexibilidad y solidez a su estructura financiera de cara a los próximos años.

Nuevas condiciones financieras

El costo financiero de esta extensión se ha fijado en el euríbor más un diferencial que variará entre 250 y 400 puntos básicos, dependiendo del apalancamiento financiero de Antolin. Este rango refleja el compromiso de la empresa con la gestión responsable de su deuda y su intención de mantener una posición financiera estable.

Desinversiones estratégicas

Paralelamente, Antolin ha anunciado avances en su plan de desinversiones, que tiene como objetivo fortalecer su balance mediante operaciones valoradas en 94 millones de euros. Entre las transacciones más destacadas, la empresa ha vendido el 45% de su participación en la ‘joint venture’ Ototrim a su socio Diniz Holding por 45 millones de euros. Antolin retendrá un 5% de acciones en esta sociedad conjunta y continuará colaborando con su socio turco.

Asimismo, la compañía ha alcanzado un acuerdo con el Grupo Cosmos, proveedor español de automoción, para venderle su negocio de revestimientos de maleteros por 31 millones de euros. Esta actividad, considerada no estratégica, incluye operaciones de fabricación y montaje en Alabama (EEUU), Silao (México), Kecskemet (Hungría), Rastatt (Alemania) y una oficina técnica en Austria. Estos activos emplean a más de 400 personas y su venta está sujeta a la resolución de ciertas cuestiones regulatorias.

Ventas inmobiliarias

Adicionalmente, Antolin ha realizado varias ventas de inmuebles con el objetivo de mantenerlos en régimen de alquiler. Las operaciones incluyen dos centros en España y uno en Marruecos, con un valor conjunto de 17,1 millones de euros, así como un inmueble en Francia vendido por 0,5 millones. En abril, la compañía ya había anunciado otra venta de esta naturaleza por 6,2 millones.

Estrategia de transformación

Cristina Blanco, consejera delegada de Antolin, ha subrayado que estas transacciones son parte integral del plan de transformación de la empresa. «Las transacciones anunciadas son parte integral de nuestro plan de transformación y de nuestra estrategia para hacer de Antolin una empresa más eficiente y mejor capitalizada. Estas operaciones facilitarán nuestro objetivo estratégico de seguir desapalancando a la compañía. Seguimos centrados en ejecutar nuestro plan de transformación, alcanzar nuestro objetivo de desinversión de 150 millones de euros durante 2024 y 2025 y, por tanto, cumplir nuestros compromisos con el mercado», afirmó Blanco.

Con la extensión del vencimiento de su deuda y el avance en su plan de desinversiones, Antolin se posiciona para enfrentar los desafíos futuros con una estructura financiera más sólida y eficiente. Estos movimientos reflejan el compromiso de la compañía con la gestión responsable y la creación de valor a largo plazo para sus accionistas y empleados.

© Reproducción reservada