El Gobierno de EEUU presenta una demanda contra Apple

El Departamento de Justicia de EEUU ha presentado este jueves una demanda contra Apple, acusando a la multinacional de crear un monopolio en el mercado de los teléfonos inteligentes con su modelo iPhone.

La demanda ha sido interpuesta en un tribunal federal en Nueva Jersey y ratificada por Marrick Garland, el fiscal general de Estados Unidos y los fiscales generales de 16 estados.

“Alegamos que Apple ha consolidado su poder de monopolio, no mejorando sus propios productos, sino empeorando los de los demás”, ha afirmado Garland, en una rueda de prensa. “Los consumidores no deberían tener que pagar precios más altos porque las empresas violan las leyes antimonopolio”, ha añadido.

Con esta demanda, el Gobierno estadounidense se mantiene en su guerra contra todas sus grandes tecnológicas, con acciones antimonopolio contra Meta (propietaria de Instagram, Facebook y WhatsApp), Amazon, Alphabet (la matriz de Google y todos sus servicios) y la propia Apple.

El Departamento de Justicia afirma que Apple ha usado su control sobre el iPhone para “participar en un tipo de conducta ilegal, de manera amplia y sostenida”. Entre otras cosas, la demanda alega que Apple impide el desarrollo exitoso de las llamadas “súper aplicaciones” que permitirían a los consumidores cambiar de manera más fácil de teléfono inteligente.

La acción ha provocado que las acciones de la compañía caigan casi un 4% este jueves, provocando un desplome de más de 100.000 millones de euros.

El sistema exclusivista de Apple

“Como puede atestiguar cualquier propietario de iPhone que haya visto alguna vez un mensaje de texto verde o haya recibido un vídeo diminuto y granulado, la conducta anticompetitiva de Apple también incluye dificultar a los usuarios de iPhone la mensajería con usuarios de productos que no son de Apple”, ha declarado Garland en rueda de prensa. “Lo hace disminuyendo la funcionalidad de su propia app de mensajería, y disminuyendo la funcionalidad de apps de mensajería de terceros”.

“Por ejemplo, si un usuario de iPhone envía un mensaje a un usuario que no es de iPhone a través de los mensajes de Apple [iMessage], el texto aparece no solo como una burbuja verde, sino que incorpora una funcionalidad limitada”, añadió Garland. “La conversación no está cifrada. Los vídeos aparecen pixelados y granulados, y los usuarios no pueden editar los mensajes ni ver los indicadores de escritura. Como resultado, los usuarios de iPhone perciben los smartphones rivales como de menor calidad porque la experiencia de mensajería con amigos y familiares que no tienen iPhone es peor”

La compañía ha contestado arguyendo que esa interoperabilidad entre sus dispositivos es precisamente uno de sus puntos fuertes. “En Apple innovamos cada día para crear tecnología que encanta a la gente: diseñando productos que funcionan juntos a la perfección, protegiendo la privacidad y la seguridad de las personas y creando una experiencia mágica para nuestros usuarios. Esta demanda amenaza lo que somos y los principios que distinguen a los productos de Apple en mercados ferozmente competitivos”, ha explicado una portavoz en un comunicado.

© Reproducción reservada