FCC y Comsa construirán la nueva sede de la Fira de Barcelona

Wikipedia

El progreso en la expansión del recinto de Gran Via de Fira de Barcelona avanza, con la meta fijada para el tercer trimestre de 2026 como momento de conclusión.

Fira 2000, la entidad promotora del proyecto, ha otorgado a una asociación temporal de empresas compuesta por FCC y Comsa las labores principales de la ampliación. Este contrato implica la construcción de la estructura y cubierta del futuro pabellón, con un monto de adjudicación de 74,5 millones de euros, que asciende a 90,1 millones incluyendo el IVA, para la asociación conocida como Fira P. Zero, conformada por ambas compañías.

El concurso, inicialmente valorado en 83,5 millones de euros (101,1 millones con IVA), recibió cinco propuestas de diferentes asociaciones temporales de empresas, entre ellas Acciona y Copisa; OHLA, Acsa y Construccions Rubau; Sacyr y Copcisa; y Dragados, Ferrovial y Vopi 4, además de la de FCC y Comsa. La asociación temporal adjudicataria ha reducido el plazo de ejecución inicial de 28 meses a 16 semanas con su propuesta.

El nuevo pabellón, denominado Hall Zero, ampliará la superficie expositiva en un 25%, equivalente al tamaño de una manzana del Eixample, con un presupuesto de más de 320 millones de euros. FCC y Comsa han obtenido este contrato tras haber conseguido previamente el contrato para las obras subterráneas, lo que asegura la continuidad del proyecto, según fuentes de Fira 2000.

El área de trabajo de Comsa y FCC se ubica en el terreno que anteriormente ocupaba la tienda de Porcelanosa en L’Hospitalet, que se ha trasladado para dar lugar al nuevo pabellón, diseñado por el arquitecto Toyo Ito y el estudio B720 Fermín Vázquez Arquitectos.

Con la incorporación de Hall Zero, el recinto de Gran Via aumentará su superficie de 240.000 a más de 300.000 metros cuadrados, posicionándose como uno de los principales equipamientos para ferias y congresos a nivel mundial. Además, el nuevo pabellón estará conectado con el recinto actual a través de una pasarela elevada.

El proyecto es gestionado por Fira 2000, en la que la Generalitat posee un 52% de participación. Otras entidades como el Ayuntamiento de Barcelona, el Ayuntamiento de L’Hospitalet, la Diputación de Barcelona, el Área Metropolitana y la Cambra de Comerç también tienen participaciones.

El coste total de ambos proyectos asciende a 498 millones de euros, financiados mediante créditos bancarios, el Banco Europeo de Inversiones y aportaciones de capital de las instituciones accionistas de Fira 2000. El objetivo es modernizar las instalaciones y consolidar su posición como un referente mundial en ferias y congresos.

© Reproducción reservada