El ERE de Ford en Almussafes: 626 salidas mediante prejubilaciones y bajas voluntarias

Motor.es

La factoría de Ford en Almussafes, Valencia, ha alcanzado un acuerdo final para llevar a cabo un significativo ajuste laboral. Tras intensas negociaciones, se ha confirmado que 626 trabajadores dejarán la planta mediante un plan de prejubilaciones y bajas voluntarias. Esta medida forma parte de un esfuerzo de reestructuración de la planta, que se mantendrá vigente hasta mayo de 2027, cuando se espera que la fábrica asuma la producción de un nuevo modelo de vehículo.

El acuerdo se ha cerrado tras la reunión de hoy, en la que se definieron las condiciones de las salidas y las indemnizaciones correspondientes. La compañía también ha logrado un compromiso con las administraciones para recibir ayudas, lo que permitirá mantener a los otros 996 empleos inicialmente incluidos en el ERE (Expediente de Regulación de Empleo).

El ERTE temporal

Ahora, el siguiente paso para Ford es implementar un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) que se extenderá hasta finales de año. Este ERTE se aplicará para ajustar el exceso de personal a la actividad diaria de la planta. Desde UGT, el sindicato mayoritario, han indicado que las negociaciones para este acuerdo están muy avanzadas.

Condiciones de las salidas

Ford ha aceptado unas contraprestaciones similares a las del ERE aprobado el año pasado. El nuevo expediente afectará aproximadamente al 13% de la plantilla actual, ya que el complejo industrial emplea a cerca de 4.800 trabajadores. El acuerdo contempla un plan de complementos e incentivos para los empleados, incluyendo prejubilaciones para aquellos con 53 años o más. Estos trabajadores recibirán una indemnización equivalente a 45 días por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades de salario bruto anual.

Incentivos adicionales

Dado que muchos trabajadores de mayor edad ya dejaron la compañía en el anterior ERE, Ford ha pactado complementos elevados para incentivar a los empleados más jóvenes a acogerse a las bajas voluntarias. Los trabajadores con más de cinco años de antigüedad en 2024 recibirán una indemnización adicional de 40.000 euros brutos si se inscriben antes del 31 de julio. Esta cifra se reduce a 30.000 euros si se apuntan en septiembre y a 20.000 euros si lo hacen en octubre. Inicialmente, la empresa ofrecía un máximo de 30.000 euros, pero finalmente ha igualado las cifras del acuerdo anterior.

Este será el cuarto ERE de Ford en los últimos cinco años, subrayando la compleja transición hacia el coche eléctrico.

El futuro inmediato de la planta

En cuanto a los cerca de mil empleados que inicialmente iban a ser despedidos, la planta aplicará un ERTE rotativo hasta el 31 de diciembre. Actualmente, Almussafes sólo monta el modelo Kuga y reducirá notablemente su producción de motores.

«A partir de enero de 2025 deberá entrar en vigor el mecanismo que el Gobierno de España nos ha asegurado, y el acompañamiento que hará la Generalitat Valenciana», explican desde UGT, aunque aún no se ha aclarado la fórmula exacta. El sindicato también está trabajando para aumentar el complemento salarial del ERTE, esperando cerrar este acuerdo «mañana mismo».

La factoría de Ford en Almussafes enfrenta un período de adaptación y transición, con la esperanza de asegurar su viabilidad y competitividad en el futuro cercano, especialmente en un mercado automovilístico en rápida evolución hacia la electrificación.

© Reproducción reservada