Jean Paul Prates es despedido como CEO y CFO de Petrobras

Wikipedia

El consejo de administración de Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) ha aprobado la terminación anticipada del mandato de Jean Paul Prates como director ejecutivo y ha designado a Clarice Coppetti, directora ejecutiva de asuntos corporativos de la compañía, como presidenta interina hasta la elección de un nuevo director ejecutivo.

Esta decisión se tomó tras meses de tensiones entre Prates y miembros del gabinete, lo que llevó al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, a impulsar su destitución. Prates, quien asumió el cargo en enero de 2023, fue nominado por el propio Lula al inicio de su presidencia.

El 14 de mayo, Petrobras recibió una carta oficial del Ministerio de Minas y Energía, informando sobre la solicitud de Prates para terminar su mandato anticipadamente y su intención de renunciar al consejo. En respuesta, el Ministerio designaría a Magda Maria de Regina Chambriard, exreguladora de energía brasileña, como directora ejecutiva y miembro del consejo, sujeto a los procedimientos internos de gobernanza corporativa.

Relación complicada entre Petróleo Brasileiro y Prates

Además, el consejo de administración de Petrobras ha removido a Sergio Caetano Leite de su cargo como director financiero y de relaciones con inversionistas, designando al actual gerente ejecutivo de finanzas, Carlos Alberto Rechelo Neto, como interino hasta la elección de un nuevo director financiero.

La relación entre Prates y el ministro de Energía, Alexandre Silveira, ha sido conflictiva desde el inicio del mandato de Prates en 2023. Silveira ha criticado públicamente a Petrobras por no reducir los precios de los combustibles ni impulsar la economía del país con proyectos de inversión. Estas críticas reflejan preocupaciones expresadas por Lula sobre la gestión de Petrobras.

La disputa entre Silveira y Prates llegó a un punto crítico en marzo, cuando el consejo de administración de Petrobras, en su mayoría nombrado por Silveira, desafió a Prates reteniendo dividendos extraordinarios, lo que afectó negativamente las acciones de la compañía.

Tras la presentación de la renuncia de Prates el martes, las acciones de Petrobras cayeron un 6% en los mercados, mientras los inversores anticipaban una posible interferencia política adicional en la empresa.

Además, el lunes, Petrobras informó una caída del 38% en su beneficio neto recurrente del primer trimestre en comparación con el mismo período del año anterior, incumpliendo las estimaciones de los analistas. Las ganancias ajustadas y los ingresos por ventas también mostraron una disminución en comparación con el año anterior.

© Reproducción reservada