Fran Villalba, el joven de 26 años que desafía el poder de Google

Forbes España

La juventud viene pisando fuerte. Buen ejemplo de ello es el de Fran Villalba, uno de los jóvenes más influyentes del panorama emprendedor actual. Con tan solo 26 años, este valenciano es fundador y director de la startup tecnológica Internxt, valorada en cerca de 40 millones de euros. De hecho, ha conseguido anexionar a grupos como Telefónica y Angels, brazo inversor de Juan Roig.

Su historia ha sido contada en el que es su primer trabajo bibliográfico; ‘ADN emprendedor’. Repasa los pros y contras de abrir un negocio, desmontando falsos clichés y mostrando cuál es el camino. Además, recuerda que la mitad de las nuevas empresas cesan su actividad antes de sus primeros cinco años.

«No compensa financieramente ser emprendedor, vas a ganar mucho más dinero y calidad de vida trabajando por cuenta ajena», reseña en su libro. Además, matiza Fran Villalba: “La realidad es que cuanto más grande es tu empresa, más grandes son tus problemas, y al final la gente que llega lejos en la vida tiene generalmente una alta capacidad de resolver problemas”.

Internxt está conformada por un equipo de 20 personas y factura una media de 2,5 millones de euros anuales. En 2023 alcanzó unas ventas de cuatro millones de euros, dada la repercusión de la economía del dato a escala global.

La clave de su éxito

Este joven ha conseguido un gran éxito empresarial a partir de su sistema de almacenamiento en la nube, capaz de encriptar datos privados, plantando cara a gigantes como Google, Amazon y Microsoft.

Su empresa nació en la Marina de Empresas de Valencia, polo de innovación y emprendimiento impulsado por Juan Roig a través de la escuela de negocios Edem, la aceleradora Lanzadera y la firma inversora Angels Capital. Su objetivo es poner el foco en la privacidad y la seguridad del usuario, en los servicios cloud.

Un camino de obstáculos

Él empezó cuando aún estudiaba la carrera, con 20 años, aunque cuando estaba en Inglaterra un verano se dio cuenta que era su camino. Estaba jugando al rugby y sufrió una grave lesión. Eso le llevó a programar de forma autodidacta.

Estudió Administración de Negocios Internacionales en la Escuela de Róterdam, en Holanda. Compaginó su formación con el empleo en la empresa Hostinge, en el área de desarrollo de negocio, donde experimentó en primera persona un ataque informático. Quizás eso despertó su pasión por la informática y que hoy sea considerado en Europa como con un referente por su sistema de fragmentos encriptados de archivos.

¿Y ahora qué?

A esa pregunta, Fran Villalba es tajante. “En los próximos veinte años asistiremos a un cambio de paradigma en las empresas tecnológicas y se va a demandar cada vez más poder usar internet sin que se le tenga que vender tu información a nadie”, señala.

Internxt ha conseguido crear un sistema propio de encriptado a prueba de piratas informáticos, clave en el tratamiento de los datos confidenciales que circulan por la red. Asegura: “Ahora mismo, cuando usas un servicio tecnológico, vendes un poco tu alma al diablo y eso va a cambiar».

Para él, las compañías no pueden garantizar plenamente la privacidad de los usuarios en Internet, ya que precisan de su información. De ahí que su empresa ofrezca una nube sencilla, segura, privada y ecológica desde España. «Ahora somos pequeños, pero somos rentables y estamos creciendo muy rápido”, señala.

Internxt ha encumbrado a este valenciano en los rankings de jóvenes talentos emprendedores como la lista Forbes 30 Under 30. De igual modo, forma parte del claustro de profesores de la escuela de negocios Edem y su empresa es una de las joyas de la corona de la cartera de participadas de Angels Capital.

© Reproducción reservada