Iberdrola explora la venta de una participación en su cartera de energías renovables en EE.UU

Iberdrola

Iberdrola, una de las principales empresas energéticas a nivel mundial, está considerando la venta de una participación del 50% en una cartera de proyectos de energías renovables en Estados Unidos, valorada entre 1.600 y 1.800 millones de dólares (1.477 y 1.662 millones de euros). Según informa Bloomberg, la compañía está trabajando con Bank of America para encontrar un inversor adecuado para esta operación, que incluye 400 megavatios (MW) en plantas solares y 300 MW en parques eólicos terrestres, todos ellos con acuerdos de compra de energía con grandes tecnológicas.

Plan estratégico y rotación de activos

Esta posible venta se enmarca dentro del nuevo plan estratégico de Iberdrola para el período 2024-2026, que prevé una rotación de activos y acuerdos de ‘partnerships’ por un total de 12.200 millones de euros. Hasta la fecha, la compañía ya ha realizado operaciones por valor de 8.100 millones de euros, tiene otros 2.100 millones en fase avanzada y 2.000 millones más pendientes. En su anterior plan estratégico (2023-2025), Iberdrola había fijado un objetivo de rotación de activos de 7.500 millones de euros, cifra que superó el año pasado.

Expansión en el Mercado estadounidense

Además de esta potencial venta, Iberdrola está fortaleciendo su presencia en Estados Unidos. A finales de la pasada semana, la empresa firmó un acuerdo para adquirir la participación minoritaria restante en su filial estadounidense Avangrid, lo que le permitirá controlar el 100% de la compañía. Esta transacción está sujeta a la aprobación de los accionistas y de varios reguladores, incluyendo la Comisión Federal de Regulación de la Energía y las comisiones regulatorias de Nueva York y Maine.

Avangrid, con sede en Connecticut, posee activos valorados en 44.000 millones de dólares (40.628 millones de euros) y opera en 24 estados. Sus principales áreas de negocio son las redes de electricidad y gas natural, así como las energías renovables, con más de 8.000 MW de capacidad instalada en todo el país. La compra de la participación minoritaria refuerza la apuesta de Iberdrola por el mercado estadounidense, considerado estratégico dentro de su plan de inversiones 2024-2026, que prevé destinar el 35% de los 41.000 millones de euros de inversión bruta a Estados Unidos.

Movimiento estratégico en el mercado de energías renovables

La venta de una participación en la cartera de 700 MW de proyectos renovables también subraya la estrategia de Iberdrola de optimizar su portafolio y buscar socios estratégicos para financiar el desarrollo continuo de proyectos de energía limpia. Este movimiento llega después de que Iberdrola cerrara la venta de activos en México por 6.200 millones de dólares (5.717 millones de euros), generando significativas plusvalías.

Contexto y relevancia de la operación

Esta operación podría completarse a finales de este año, según el plan de Iberdrola de lanzar el proceso formalmente en julio. La venta está siendo vista como una oportunidad para atraer inversiones adicionales en el sector de energías renovables de Estados Unidos, un mercado clave para la compañía. Fuentes del grupo, presidido por Ignacio Sánchez Galán, han declinado comentar sobre esta posible operación.

En un contexto donde la transición energética y la inversión en infraestructuras de energía limpia son prioritarios, la operación de Iberdrola no solo refuerza su compromiso con el desarrollo sostenible, sino que también destaca la importancia creciente de las energías renovables en la economía global y el papel fundamental de Estados Unidos en este ámbito.

© Reproducción reservada