La prestación por desempleo será compatible con sueldo de hasta 2.250 euros

Pexels

El Consejo de Ministros ha dado luz verde hoy al Real Decreto-ley que reforma el subsidio asistencial por desempleo, un paso clave para asegurar el cuarto pago de los fondos europeos. La nueva normativa introduce cambios significativos en el régimen de compatibilidades y en la cuantía del subsidio, buscando mejorar la protección social y fomentar la inserción laboral.

Compatibilidad con empleo y becas

La reforma permite que la prestación contributiva se compatibilice con un empleo por cuenta ajena cuyo salario bruto mensual no supere el 375% del Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem), es decir, 2.250 euros al mes con el Iprem actual. Anteriormente, el límite estaba en el 225% del Iprem (1.350 euros mensuales). Además, el subsidio por desempleo será compatible con la percepción de un salario y de una beca, bajo un “complemento de apoyo al empleo” durante un máximo de 180 días.

Nuevas medidas y control antifraude

El nuevo régimen incluye mecanismos de control mediante un convenio de colaboración entre el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y la Inspección de Trabajo para evitar el fraude. Este acuerdo permitirá identificar y actuar en los casos de compatibilidad indebida entre prestaciones por desempleo y trabajos por cuenta ajena.

Aumento de la cuantía del subsidio

La reforma, acordada con los sindicatos CCOO y UGT, pero no con las patronales CEOE y Cepyme, aumenta la cuantía del subsidio. Durante los primeros seis meses, la ayuda será del 95% del Iprem (570 euros mensuales), bajando al 90% en los siguientes seis meses (540 euros) y manteniéndose en el 80% (480 euros) para el resto del periodo. Además, se amplía el colectivo de beneficiarios e incluye a personas víctimas de violencia de género, emigrantes retornados y trabajadores eventuales agrarios, entre otros.

Eliminación de subsidios parciales y simplificación de trámites

La nueva normativa elimina los subsidios parciales, permitiendo que quienes trabajaron a tiempo parcial cobren el subsidio íntegro. Asimismo, facilita el acceso a la ayuda desde el primer día tras agotar la prestación contributiva, eliminando el mes de espera. Además, se permite el acceso al subsidio por insuficiencia de rentas tanto personales como familiares, y se amplía la cobertura a las parejas de hecho.

Compatibilidad y apoyo a trabajadores agrarios

Se establece una compatibilidad entre los subsidios agrarios de Andalucía y Extremadura con los del Régimen General, y se reduce el número de jornadas necesarias para acceder a estos subsidios a diez, debido a la sequía. Los trabajadores que ya están cobrando subsidios podrán agotar sus prestaciones y, posteriormente, incorporarse al Ingreso Mínimo Vital (IMV), con excepciones para víctimas de violencia de género y emigrantes retornados.

Feminista y democrática

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha enfatizado que la reforma es «profundamente feminista» y se centra en los derechos de los trabajadores. «Hoy los trabajadores vuelven a ganar derechos, y ganando derechos, se ensancha la democracia en nuestro país», declaró Díaz.

Medidas adicionales

La reforma también prevé la acumulación de horas retribuidas de ausencia por lactancia, sin necesidad de acuerdo colectivo o empresarial. Asimismo, se destinarán unos 600 millones de euros en políticas activas de empleo para mayores de 52 años, y se coordinará la prestación con un itinerario personalizado de activación para el empleo, priorizando a los parados de larga duración.

Con estas reformas, el Gobierno busca fortalecer la protección social, fomentar la inclusión laboral y asegurar un uso eficiente de los fondos europeos, beneficiando a un amplio espectro de la población vulnerable y trabajadores en situación de desempleo.

© Reproducción reservada