Gucci deslumbra en el Museo Tate Modern de Londres con su línea Crucero 2025

Yahoo

Este pasado lunes, Gucci transformó la galería de arte del prestigioso museo Tate Modern de Londres en una pasarela de moda de ensueño. La icónica firma italiana de lujo presentó su esperada línea crucero 2025 en la ciudad británica que sirvió de inspiración para su fundador.

El director creativo, Sabato De Sarno, inauguró el desfile con una serie de chaquetas y conjuntos de gamuza marrón, a menudo adornados con el emblemático motivo ecuestre de Gucci y combinados con delicadas blusas de gasa.

Desfilando por el sótano de la galería, que estaba engalanado con exuberante vegetación, y ante una selecta audiencia que incluía a personalidades como la modelo Kate Moss, el actor Paul Mescal y la cantante Debbie Harry, las modelos lucieron una variedad de abrigos y vestidos con estampados de flores de manzanilla, así como camisas y pantalones vaqueros holgados.

De Sarno rindió homenaje a la sastrería británica al presentar abrigos cortos y chaquetas de corte cuadrado. «Le debo mucho a esta ciudad, me ha acogido y escuchado. Lo mismo ocurre con Gucci, cuyo fundador se inspiró en su experiencia allí«, expresó De Sarno en sus declaraciones.

Gucci vuelve a sorprender

Guccio Gucci, fundador de la marca, trabajó como portero en el legendario hotel Savoy de Londres antes de abrir su propia tienda de artículos de cuero homónima en Florencia. Además, De Sarno presentó una serie de vestidos plisados en tonos pastel, así como varios diseños adornados con llamativos flecos de pedrería, entre los que destacaban un elegante abrigo y un deslumbrante vestido.

En cuanto al calzado, predominaron los zapatos planos en la línea crucero, que refleja los diseños elaborados por los estilistas además de las colecciones de temporada que se presentan dos veces al año. «Esta es otra faceta de mí, más romántica, más contradictoria«, señaló De Sarno.

El debut de De Sarno en la pasarela de Gucci, la joya de la corona del grupo de lujo francés Kering, tuvo lugar el pasado septiembre, y sus primeras creaciones llegaron a las tiendas a mediados de febrero, marcando un nuevo capítulo en la historia de la moda de Gucci.

El Museo Tate Modern de Londres como pasarela de moda

El Museo Tate Modern de Londres es conocido por albergar algunas de las obras de arte más influyentes y vanguardistas del mundo. Sin embargo, en una inusual y emocionante colaboración entre el mundo del arte y la moda, este emblemático museo se convirtió recientemente en el escenario de una deslumbrante pasarela de moda.

En un evento sin precedentes, la prestigiosa firma de moda italiana Gucci presentó su esperada línea crucero 2025 en las galerías del Tate Modern. Bajo la dirección creativa del talentoso Sabato De Sarno, el museo se transformó en un espectáculo de glamour y creatividad, fusionando la elegancia del diseño de moda con la atmósfera artística del museo.

La pasarela fue testigo de una exhibición impresionante de la nueva colección de Gucci, que incluyó una amplia variedad de diseños innovadores y vanguardistas. Desde chaquetas de gamuza hasta vestidos plisados en tonos pastel, cada pieza capturaba la esencia del estilo único de la firma italiana.

Lo más destacado del evento fue, sin duda, la atmósfera única creada por la combinación de la moda y el arte en el Tate Modern. Mientras las modelos desfilaban entre las obras de arte contemporáneo, el público quedaba fascinado por la interacción entre la moda y el entorno artístico del museo.

La elección del Tate Modern como escenario para este evento no fue accidental. La firma Gucci buscaba no solo presentar su colección, sino también hacer una declaración audaz sobre la conexión entre la moda y el arte. Al celebrar la creatividad y la innovación en ambos campos, Gucci demostró una vez más su posición como una de las marcas líderes en la industria de la moda.

El evento en el Tate Modern no solo marcó un hito en la historia de la moda, sino que también subrayó la importancia de la colaboración entre diferentes formas de expresión artística. Al unir la moda y el arte en un solo escenario, Gucci y el Tate Modern han creado un evento que será recordado durante mucho tiempo como un momento verdaderamente único e inspirador en la historia de la moda contemporánea.

© Reproducción reservada