El posible veto de Estados Unidos a TikTok

La plataforma china TikTok

La plataforma china TikTok, que funciona como una red social basada en videos, está en el punto de mira del Congreso de Estados Unidos. Una nueva ley que se está debatiendo en esta cámara puede prohibir que esta aplicación siga funcionando en este país.

El número de usuarios creció enormemente durante la pandemia y ahora es una de las redes sociales más consumidas en todo el mundo. En Estados Unidos la aplicación genera bastante desconfianza por el uso de los datos que hace de los usuarios.

Por este motivo se está intentando bloquear el uso de esta aplicación por el gobierno de Estados Unidos. Uno de los primeros amagos se dio durante el mandato de Trump, pero sus iniciativas se vieron tumbadas por los tribunales. Algún estado ha intentado restringir su uso de manera infructuosa.

El principal problema que se plantea que TikTok pertenece a la empresa china ByteDance, que como otras empresas del país asiático están sometidas al control del gobierno. De ahí que surja el miedo de que China pueda usar los datos personales de sus usuarios para influir en cuestiones políticas estadounidenses.

El proyecto de ley

La medida, que fue aprobada por unanimidad por el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, prohibiría a TikTok en las tiendas de aplicaciones de EE.UU. a menos que la plataforma de redes sociales, utilizada por aproximadamente 170 millones de estadounidenses, se deslinde rápidamente de su empresa matriz vinculada a China, ByteDance en un plazo de cinco meses.

Además, el proyecto de ley establece restricciones similares para cualquier aplicación supuestamente controlada por adversarios extranjeros, como China, Irán, Rusia o Corea del Norte. También determina un proceso para que el presidente identifique aplicaciones que deberían prohibirse según la legislación.

Las tiendas de aplicaciones que violen la legislación podrían recibir sanciones económicas con multas de US$ 5.000 por usuario de una aplicación prohibida.

A pesar de todas estas preocupaciones, aún no se han presentado pruebas fehacientes de que TikTok esté accediendo a los datos de los usuarios de una manera sospechosa. Los expertos en seguridad hablan de un posible escenario hipotético que podría causar peligros en la seguridad del país.

El proyecto de ley avanza notablemente rápido en la Cámara. Con la rapidez con la que los líderes de la Cámara prometen una votación en el pleno, sugiere que confían en que tiene suficientes votos para despejar la Cámara.

Joe Biden, actual presidente de los Estados Unidos, ya ha confirmado que, si la Cámara aprueba la norma, él no pondrá ningún impedimento y firmará la prohibición, a pesar de ser un usuario de esta aplicación de manera continuada.

La respuesta de TikTok

La aplicación china ha proporcionado una herramienta a los usuarios para que pudiesen protestar por la posible prohibición de la red en todo el país. Sin embargo, esta acción ha sido contraproducente, ya que para la mayoría de los congresistas confirma el uso político que puede hacer la compañía.

TikTok también asegura que el gobierno chino no tiene acceso a los datos de los usuarios, y que la versión china de la aplicación es distinta a la que se usa en el resto del mundo.

ByteDance admitió que varios de sus trabajadores en Pekín habían accedido a los datos de al menos dos periodistas estadounidenses y de otras personas, para rastrear sus localizaciones y comprobar si se estaban reuniendo con empleados de TikTok de los que sospechaban que estaban filtrando información sobre la compañía. Estos trabajadores que accedieron a los datos de manera fraudulenta fueron despedidos en diciembre.

Citizen Lab llevó a cabo un estudio que concluyó que «en comparación con otras plataformas de redes sociales populares, TikTok recoge el mismo tipo de datos para rastrear el comportamiento de los usuarios».

Instituto de Tecnología de Georgia, señaló en enero que «el asunto clave aquí es que otras redes sociales y aplicaciones para móviles hacen lo mismo».

Para la compañía asiática, este intento de veto lo que trata es favorecer a otras redes sociales como Facebook e Instagram con claras raíces estadounidenses.

© Reproducción reservada