Volkswagen logra la mejor rentabilidad por vehículo vendido

El 2023 ha sido muy favorable para Seat que ha conseguido superar a Volkswagen en las cifras de rentabilidad por coche vendido. Seat y su marca Cupra ya son más rentables que la matriz del consorcio alemán, al haber cerrado con un margen del 4,4% que suponen 3 puntos más que su matriz.

La facturación de Seat se incrementó un 31% en tasa interanual, hasta alcanzar los 14.333 millones de euros, es decir, el 10,4% de los ingresos del Grupo Volkswagen. Esta cifra también supera el récord de 2019, cuando tuvo una facturación de 11.496 millones de euros.

En el beneficio operativo alcanzó los 144 millones de euros, una cifra que supera con creces los 5 millones obtenidos en el mismo periodo de 2022. Los ingresos de Seat se situaron en los 3.562 millones, lo que también supone una subida de un 48%.

Estas buenas cifras se deben principalmente a los buenos resultados que está consiguiendo el Cupra Formentor, el modelo de gama superior y el más comercializado, y el Cupra Born, que es el primer vehículo eléctrico del fabricante.

La producción de Cupra ya suponen el 46,2% del total de Seat, con un total de 246.749 vehículos fabricados, un 44,6% más en comparación con el año anterior. Asimismo, la producción de Seat creció un 13% en tasa interanual, hasta los 286.859 vehículos fabricados.

Comparadas con otras marcas del grupo Volkswagen, Seat aún queda por detrás de Skoda con un margen del 6,2% y de Volkswagen Vehículos Comerciales con un 5,7%.

La ligera caída de Volskwagen

La situación predominante de Seat también se explica por la pequeña caída de las cifras del Grupo Volkswagen. El fabricante cerró 2023 con un beneficio de 16.013 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,6% en comparación con el ejercicio anterior. El beneficio operativo alcanzó los 22.576 millones de euros, un 2,1% más en tasa interanual.

Los ingresos del Grupo Volkswagen también crecieron en 2023 un 15,5%, situándose en los 322.284 millones de euros después de tres años consecutivos de caídas. La producción mundial de vehículos por parte del Grupo Volkswagen creció un 6,8% en 2023, hasta las 9.309.000 unidades, al tiempo que la plantilla se incrementó en 8.200 personas, hasta los 684.000 trabajadores.

A pesar de estas cifras tan favorables, sí hubo un descenso fue en el margen operativo del grupo, el cual pasó del 7,9% en 2022 al 7% en 2023. De hecho, se trata de la menor rentabilidad de la marca alemana en los últimos tres años. La liquidez de la división de Automoción al cierre del año pasado se situaba en los 40.289 millones de euros, es decir, un 6,3% menos en tasa interanual.

Oliver Blume, consejero delegado del Grupo Volkswagen, ha señalado que «somos conscientes de nuestros desafíos y los estamos abordando de manera consistente para aprovechar el enorme potencial del Grupo Volkswagen. Ahora estamos preparando al Grupo para un desarrollo positivo y sostenible. Con nuestro amplio y constantemente creciente portafolio de productos —presentarán 30 nuevos modelos a lo largo de 2024—, podemos cumplir los deseos de todos nuestros clientes a nivel mundial como ningún otro fabricante. Esta flexibilidad es una verdadera ventaja competitiva que nos permitirá seguir siendo exitosos en el futuro».

© Reproducción reservada