Tesla presenta su mayor caída de ingresos desde 2012

Pexels

 Tesla suma y sigue. La empresa de Elon Musk sigue barajando cómo mantenerse en el mercado. A la guerra contra las baterías de los coches chinos, responde con el robotaxi y con el ‘Model 2’, su categoría más barata que podría llegar a los mercados e 2025.

No obstante, las cifras no son nada halagüeñas y presenta unos ingresos de 21.300 millones de dólares, por debajo de las previsiones de 22.300 millones de dólares. Esto se traduce en una caída interanual del 55%, la mayor en los últimos 12 años.

Sus datos del primer trimestre

Tesla ha registrado un total de 1.129 millones de dólares de beneficios, es decir, 34 centavos por acción, lo que supone un descenso con respecto a los 36 centavos que predecían los expertos. Se satisface a los inversores y se alcanza un 7% más en el after hours.

La empresa de Elon Musk ha percibido un desplome del 90% del efectivo obtenido por sus actividades, pasando de 2.500 millones de dólares a tan solo 242 millones. Y es que estos fondos son empleados para pagar dividendos, deudas y proyectos de innovación. Pese a todo, Tesla mantiene 27.000 millones de dólares en efectivo en su cuenta bancaria.

La nueva apuesta de Tesla

La nueva generación de vehículos eléctricos partirá de sus ahorros, comenzando en la segunda parte de 2025. Son modelos más baratos que serán producidos en las mismas plantas.

Tesla ha confirmado que incrementará en 1.000 millones de dólares las inversiones en IA. Además, los inventarios se han visto incrementados en unos 2.700 millones de dólares, como consecuencia del aumento del stock de vehículos eléctricos sin vender, duplicado desde el trimestre anterior.

El Tesla Model 3 Performance se ha actualizado, la nueva versión aterriza en España con un precio y características. Su autonomía es de 538 kilómetros y parte desde los 55.990 euros, aumentando su coste en función de los extras añadidos.

Malos datos para Tesla

La empresa de Elon Musk se presenta, en lo que va de 2024, como la peor empresa de todo el S&P 500, con un retroceso acumulado del 41,5%. De hecho, ha perdido ya un 65%, después de alcanzar sus máximos en noviembre de 2021.

El poder de la industria automotriz china es un problema para el futuro de Tesla. Así pues, la pugna entre Build Your Dreams (BYD) y Tesla es mayúscula. El poderío lo mantuvo BYD hasta este mes de abril, después de que anunciara una caída interanual en ventas en el primer trimestre de 2024.

Tesla sigue apostando por recortar los precios de sus coches en casi todo el mundo, rivalizando contra las empresas asiáticas. Y es que China es, tras EEUU, el segundo país donde Tesla vende más vehículos eléctricos.

La cuota de mercado de Tesla en China ha descendido en los últimos años, pasando del 10,5% en el primer trimestre de 2023 al 6,7% en diciembre de dicho año. Por el contrario, BYD controla el 33% del mercado chino de coches eléctricos, siendo su objetivo principal acabar con todos los fabricantes de vehículos de combustión del país asiático.

Este problema se suma con el que tiene Tesla en Suecia. Los mecánicos de la firma iniciaron una huelga contra el rechazo de la compañía de firmar un convenio colectivo con el sindicato IF Metall. De ahí la solidaridad con el servicio postal PostNord (que opera en Suecia, Noruega y Dinamarca), negándose a entregar matrículas para los vehículos de Tesla.

Además, 3F, que es el mayor sindicato de Dinamarca, ha comunicado recientemente el bloqueo de la provisión de coches de la firma Tesla en todos los puertos del país, siempre y cuando saliesen con destino a Suecia.

© Reproducción reservada