El IPC de Estados Unidos se modera al 3% en junio

Pexels

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de Estados Unidos ha registrado una caída hasta el 3% en tasa interanual en junio, frente al 3,3% anotado en mayo, según los datos publicados por la Oficina de Estadísticas Laborales estadounidense. De manera similar, la inflación subyacente, que excluye alimentos y energía, se ha moderado ligeramente al 3,3% desde el 3,4% anterior.

Estas cifras se han situado por debajo de las expectativas del mercado, que preveía una tasa general del 3,1% y una inflación subyacente estable en el 3,4%. En términos mensuales, el IPC general disminuyó un 0,1% en junio, superando las expectativas de los analistas y el registro del mes anterior. La inflación subyacente también se relajó un 0,1%, comparado con el 0,2% de mayo.

Energía y Alimentos: tendencias contrastantes

El índice de energía ha aumentado un 1% en el último año, mientras que el de alimentos se ha elevado un 2,2% en el mismo periodo. No obstante, en junio, el índice de gasolina descendió un 3,8%, después de haber caído un 3,6% en mayo, lo que compensó con creces el aumento en el índice de vivienda. El índice de energía en general disminuyó un 2% durante el mes, igual que el mes anterior. El índice de alimentos creció un 0,2% en junio, y el de alimentos fuera del hogar un 0,4%.

Vivienda y Otros Índices

El índice de vivienda experimentó un incremento del 5,2% en el último año, representando casi el setenta por ciento del total de los últimos 12 meses. Otros índices con aumentos notables durante este periodo incluyen el seguro de vehículos de motor (+19,5%), atención médica (+3,3%), cuidado personal (+3,2%) y recreación (+1,3%).

Perspectivas de Política Monetaria

Chris Beauchamp, analista jefe de mercado de IG, sugiere que estos datos podrían ser una señal para que Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, considere un recorte de tasas en septiembre. Beauchamp señala que «combinado con los datos de nóminas del viernes, parece que las estrellas se están alineando para un recorte de tasas en septiembre, si la Reserva Federal puede deshacerse de sus inhibiciones sobre recortar las tasas antes de las elecciones presidenciales».

Michael Brown, estratega de investigación sénior de Pepperstone, también cree que estos datos abren más la puerta a un recorte de tasas en septiembre. «Siempre que la inflación siga comportándose y sigan apareciendo grietas en el mercado laboral, el primer recorte de 25 puntos básicos parece probable en la penúltima decisión del FOMC, seguido probablemente de un nuevo recorte de este tipo en diciembre», estima Brown.

Desempleo: señales de mejora

Las peticiones semanales de desempleo en EE.UU. cayeron hasta las 222.000 en la semana del 5 de julio, desde las 239.000 registradas en los siete días previos, según datos del Departamento de Trabajo estadounidense. Este dato se situó por debajo de las previsiones del consenso, que anticipaban 236.000 solicitudes.

En resumen, la moderación del IPC y la inflación subyacente en junio, junto con una caída en las solicitudes de desempleo, apuntan a una posible flexibilización en la política monetaria de la Reserva Federal en los próximos meses, siempre y cuando las tendencias actuales se mantengan.

© Reproducción reservada