Four Seasons lanza su proyecto marítimo de yates de lujo

Four Seasons prepara su debut en el sector de los cruceros a bordo de superyates de lujo.

La división crucerista Four Seasons Yacht comenzará a operar en 2025 con el lanzamiento de su primer gran yate de lujo que contará con 95 suites entre las que destaca la ‘Funnel Suite’ de cuatro niveles y casi 3.000 metros de superficie.

Un segundo barco lo seguirá en 2026; ambos competirán con otros grupos hoteleros líderes como Ritz-Carlton, Aman y Orient Express, que están planeando sus propios proyectos marítimos.

Según Alejandro Reynal, presidente y CEO de Four Seasons Hotels & Resorts, la intención es ofrecer una experiencia de máximo lujo, con habitaciones que serán el doble de grandes las de sus inmediatos competidores. “Tal y como lo hemos hecho con otras empresas, queremos crear la mejor experiencia y que sea incomparable”, ha destacado en recientes declaraciones a Forbes. “Hacemos eso en nuestros hoteles y resorts, por lo que ahora estamos replicando lo mismo en el mar. Cuando analizas el diseño del barco en sí, tomamos todas las consideraciones para que la experiencia del huésped y del producto sea increíble”.

El grupo planea aprovechar su red global para ofrecer itinerarios para incorporar estancias en hoteles de la marca antes y después de los cruceros. El equipo de la división crucerista está estudiando de manera concienzuda en los itinerarios para aprovechar al máximo los destinos más buscados en el Caribe y Europa, y también en Four Seasons.

La idea es ofrecer esta experiencia de manera conectada al negocio principal de hoteles. De esta manera se conseguirán encadenar los distintos servicios de lujo que Four Seasons pretende ofrecer.

Four Seasons

En búsqueda de la experiencia única

Four Seasons es conocido por su servicio exclusivo. Planea llevar la atención personalizada al servicio al océano cumpliendo con una proporción de huésped por empleado de uno a uno. “Esto es algo que no verás en un crucero normal. Es realmente difícil de lograr, pero es una inversión que estamos haciendo para brindar esa experiencia personal”, dice Reynal.

El barco contará con los equipamientos y características que tradicionalmente se ven en los superyates. Tendrá un garaje con todo lo que se necesita para practicar un amplio abanico de deportes acuáticos. También se podrán usar embarcaciones auxiliares para explorar la costa.

Los pasajeros podrás disfrutar de una piscina que se transforma en una pista de baile con solo presionar un botón, una característica que ya tienen otros superyates, como el Benetti Luminosity de 354 pies, diseñado por Zaniz.

Al igual que los cruceros, el barco tendrá un itinerario a seguir marcado en el tiempo, pero la forma en que el pasajero pasa su tiempo será más flexible en comparación con la experiencia tradicional de un hotel.

«Realmente estamos pensando en esto como algo realmente especial y diferente que, en última instancia, será realmente apreciado como una experiencia en un yate en lugar de una experiencia de crucero», dice Reynal.

Reynal revela que la nueva oferta busca atraer gente nueva a la industria haciendo uso de la notoriedad de la marca Four Deasons.

La idea es crear una experiencia perfecta entre los hoteles del grupo, los viajes en jet privado y las ofertas de cruceros. “Si la gente tuviera el tiempo y las ganas de hacerlo, podrían realizar la Experiencia Four Season Private Jet, terminar en un destino concreto y continuar la experiencia Four Seasons en el mar”, comenta.

© Reproducción reservada